Distribución inteligente

"La distribución inteligente" se refiere a la parte de la red inteligente que se ocupa del sistema de distribución de la electricidad, es decir, los cables, interruptores y transformadores que conectan la subestación eléctrica con el cliente.

Un componente clave de la distribución inteligente es la detección de los cortes de distribución. Actualmente muchas compañías eléctricas dependen de las llamadas de los clientes para saber qué áreas de su sistema de distribución están siendo afectadas por un corte de energía.  Junto con los contadores inteligentes, la distribución inteligente ayudará a identificar rápidamente el origen de un corte de energía para que los equipos de reparación puedan acudir inmediatamente a la zona afectada.

La mayoría de las compañías cuentan con complejos esquemas de distribución e interruptores manuales para mantener el flujo de energía a sus clientes, incluso cuando las líneas eléctricas están dañadas o destruidas. Este método tiene sus limitaciones; en muchos casos un sistema automatizado podría responder más rápidamente y mantener el flujo de energía a más clientes.

La red inteligente cuenta con sensores que pueden alertar de que ciertas partes del sistema de distribución han perdido energía, y mediante la combinación del control automatizado con un sistema inteligente que determina la mejor manera de responder a un corte de luz, se puede restaurar el suministro de electricidad a la mayoría de los clientes en cuestión de segundos, o tal vez incluso milésimas de segundo.

video-distribucion-inteligente2

Video: La red de distribución de Endesa